INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 091

PGN se inhibe de investigar a registrador nacional por actuaciones realizadas en su calidad de particular

Bogotá, 6 de marzo de 2008. Por cuanto el hoy Registrador Nacional del Estado Civil no era servidor público cuando aspiró a ese cargo, ni cuando ante notario juró no estar inhabilitado para ejercerlo, la Procuraduría General de la Nación se inhibió de tramitar en su contra actuación disciplinaria alguna.

La decisión fue adoptada tras el análisis de la queja interpuesta por dos ciudadanos, contra el electo Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez Torres, quienes pusieron a consideración de la Procuraduría sus argumentos que no fueron considerados como causales de falta disciplinaria por cuanto en el momento de los hechos el señor Sánchez era un ciudadano sin relación alguna con el servicio público.

El Ministerio Público consideró que, aunque fue condenado patrimonialmente en virtud de una acción de repetición, canceló los dineros adeudados al erario antes de tomar posesión de su cargo.

Con relación a las acciones que se adelantan contra la Registraduría y de las cuales aparece como demandante el abogado Sánchez Torres, señaló la Procuraduría que “si eventualmente surgiese alguna incompatibilidad, ellas habrían de resolverse frente al caso en concreto, debiéndose el Registrador apartars
e del asunto en el momento adecuado”.

Finalmente sobre una eventual falsedad testimonial en la que habría incurrido el hoy Registrador, al declarar bajo juramento que no estaba inhabilitado para ejercer el cargo, la Procuraduría señaló que éste “es un acto que no comporta el ejercicio de actuación alguna que involucre el servicio o alguna relación especial de sujeción, se trata de un acto particular, individual que no involucra la función pública y que regularmente como habría ocurrido en este caso se desarrolla antes de que el aspirante preste juramento como servidor público”.