INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 086

Por omisión destituido e inhabilitado ex funcionario de secretaría de educación de Bogotá

Bogotá, domingo 2 de marzo de 2008. Con destitución e inhabilidad por el término de 10 años fue sancionado el ex Subdirector Técnico de Plantas de la Secretaría Distrital de Educación, Jairo Iván Loaiza Agudelo por omisión del ejercicio de sus funciones en relación con una obra de infraestructura que se adelantó en el Instituto Educativo Distrital “Florentino Gonzalez”.

Al imponer la sanción en fallo de primera instancia, la PGN consideró que el ex funcionario tuvo la oportunidad de verificar directamente el incumplimiento del contratista respecto del plazo contractual, así como la generación de daños a un establecimiento educativo oficial, sin embargo, omitió reportar la situación y dar trámite a la misma.

El Director del colegio afectado denunció que en desarrollo del contrato, quienes se encargaron de ejecutarlo sustrajeron la sirena de la alarma, la campana del timbre de descanso, se perdieron dos sensores de alarma, destruyeron un atril al igual que los vidrios del patio de primaria y de la sala de profesores, rompieron tejas de los salones de banda, educación física y refrigerio, ocasionaron daños sobre el proyecto ecológico, las mallas de las puertas de entrada y 430 pupitres fueron utilizados como soporte de equipos ocasionando su deterioro.

La PGN  constató que Loaiza Agudelo, quien para la época de los hechos ejercía como Subdirector Técnico de Plantas de la Secretaría Distrital de Educación omitió reportar los hechos ocurridos entre enero y octubre del 2005, que daban lugar a la imposición de sanciones de multas sucesivas al contratista y a hacer efectivas las pólizas de incumplimiento injustificado en la ejecución del objeto del contrato celebrado por la Secretaría de Educación de Bogotá y el consorcio Construcciones del Caribe.

A juicio del Ministerio Público el disciplinado conoció oficialmente y de manera reiterada las inquietudes planteadas por la interventoría y rectores de 4 colegios oficiales relacionadas con el incumplimiento del contrato poniendo en peligro el patrimonio del Estado, en este caso destinado a la educación de niños.

Al calificar la falta, concluyó la PGN que con dicha conducta el entonces funcionario violó las normas contenidas en la Ley 80 de 1993 en relación con los principios contractuales de Economía, Responsabilidad y verificación de calidad y oportunidad de las obras contratadas, además de la Ley 734 de 2002, Código Único Disciplinario que rige el comportamiento y obligaciones de los servidores públicos.

 

 

 

Esta información fue actualizada mediante boletin 153-08 emitido el 13 de abril de 2008.