INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 080

Corte Suprema acoge concepto de la PGN y confirma condena contra ex presidente de la Asamblea Departamental del Cesar y compulsa copias para investigar a magistrados del Tribunal Superior del Cesar

Bogotá, 27 de Febrero de 2008.Tras acoger un concepto de la Procuraduría General de la Nación, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena proferida contra el señor Dario Quintero Patiño, en su condición de presidente de la Asamblea Departamental del Cesar, a cinco años de prisión y multa equivalente a 20 salarios mínimos legales mensuales, por el delito de celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales.

Para evitar que la acción penal respecto a este delito prescribiera el próximo viernes 29 de febrero, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia aclaró en su providencia que la decisión adoptada quedó ejecutoriada con la sola firma de los nueve magistrados que la integran.

Dentro de la misma decisión debió declararse prescrita la acción penal respecto de los delitos de peculado por apropiación en cuantía inferior a cincuenta salarios mínimos legales mensuales y prevaricato por acción imputados, según cada caso, a los señores Darío Quintero Patiño, Alfredo Luis Padilla Bolívar, Patricia Rojas Domínguez y Casto de Jesús Socarrás Reales.

Por tres hechos cometidos en los años 1988 y 1999 por el señor Quintero Patiño, en su condición de diputado de la Asamblea Departamental del Cesar y presidente de esa Corporación, la Fiscalía General de la Nación inició investigación en el año 2000. Posteriormente, 19 de septiembre de 2005, el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Valledupar condenó al señor Quintero Patiño a 8 años de prisión y multa de setenta salarios mínimos legales mensuales vigentes, como autor de los delitos de peculado por apropiación, en cuantía inferior a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes, interés lícito en celebración de contratos y prevaricato por acción.

La decisión fue apelada ante el Tribunal Superior de Valledupar, que tardó casi dos años para decidir sobre el caso, confirmando el fallo de primera instancia, modificando la calificación jurídica de la conducta de interés indebido en la celebración de contratos, por celebración de contrato sin cumplimiento de requisitos legales; decisión contra la cual se interpuso recurso extraordinario de casación. Por la mora en resolver el recurso la Corte ordenó investigar a los magistrados del Tribunal Superior de Valledupar sala penal.

Igualmente, al resolver el recurso extraordinario de casación interpuesto por el señor Quintero Patiño, la alta Corporación no le concedió, tal como lo indica el fallo de instancia, la suspensión condicional de la ejecución de la pena ni la prisión domiciliaria.

La decisión de la Corte Suprema de Justicia fue adoptada días después de que el Ministerio Público emitiera su concepto ante esta corporación, con el único propósito de evitar, tal como lo advirtió la Procuraduría, que la acción penal prescribiera en su totalidad.