INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 039

Confirmar sanción contra notario 19 de Bogotá por maltratar empleada, pide la Procuraduría General de la Nación

Bogotá, 6 de febrero de 2008. Mantener la sanción de un mes de suspensión contra el Notario 19 del Círculo de Bogotá, Roberto Salamanca Flechas, por agredir física y verbalmente a una de sus empleadas, solicitó la Procuraduría General de la Nación al Consejo de Estado.

La petición del Ministerio Público hace parte de su intervención en la demanda de nulidad que estudia la Sección Segunda del máximo tribunal de lo contencioso administrativo contra los actos sancionatorios emitidos por la Superintendencia de Notariado y Registro en los que fijó la sanción.

La sanción fue demandada por el señor Salamanca Flechas ante el Consejo de Estado luego de ser suspendido por agredir de palabra y de manera física a una de sus empleadas y producirle lesiones que la incapacitaron por 12 días.

El Notario alegó en la acción de nulidad que le fueron violados los derechos al debido proceso y a la defensa al no ceñirse a lo dispuesto en la Ley 200 de 1995 y no bajo la Ley 734 de 2002 que reformó la anterior, conocida como el Código Único Disciplinario.

Sin embargo, no desvirtuó la agresión a su empleada y la ha admitido a lo largo del proceso, sólo que ha intentado justificar su conducta afirmando que todo se debió a un “acaloramiento mutuo” entre él y su empleada, por lo que el hecho no constituye falta disciplinaria.

El caso fue estudiado en primera instancia por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que denegó las pretensiones del notario y confirmó la sanción impuesta por la Superintendencia de Notariado y Registro.

De acuerdo con las autoridades administrativas que han intervenido en el caso, el Notario 19 de Bogotá incumplió la obligación de guardar el debido respeto a la dignidad personal de sus trabajadores y con su conducta violó ostensiblemente la ley disciplinaria.

Según la Procuraduría, el procedimiento disciplinario en contra del Notario 19 se surtió conforme a lo dispuesto en el proceso aplicable al caso sometido a estudio.

“Está probado que como director de la Notaría 19, excedió y abusó de su poder para maltratar de palabras y de obra la humanidad de la trabajadora, sin que tal comportamiento contemple causal alguna de justificación o de exoneración de la responsabilidad que acarrea tan reprochable comportamiento”, concluyó en su intervención el Ministerio Público.