INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 031

Suspendido en sus funciones el Alcalde de Cota y citado a comparecer en audiencia verbal

Bogotá, 31 de enero de 2008. José Néstor González Romero, recién posesionado alcalde del municipio cundinamarqués de Cota, fue suspendido provisionalmente de su cargo por la Procuraduría General de la Nación al ser abierta en su contra una investigación disciplinaria y haber sido citado a comparecer en audiencia verbal por su presunta inhabilidad para ejercer como mandatario local.

La suspensión, de carácter provisional, fue impuesta contra el alcalde González Romero por tres meses para preservar los principios que deben acompañar el ejercicio de la función administrativa al considerar que el funcionario viene incurriendo en la falta imputada desde el pasado 12 de enero, fecha en la cual quedó en firme una condena penal en su contra.

El Alcalde de Cota, José Néstor González Romero, fue sentenciado a la interdicción de sus derechos y funciones públicas por 10 meses, y al pago de una multa de 23 salarios mínimos mensuales, luego de ser encontrado responsable del delito de abuso de autoridad por acto arbitrario o injusto en concurso homogéneo y sucesivo de conductas por el Juzgado del Circuito de Funza.

La condena fue confirmada el 14 de mayo de 2007 por la Sala Penal del Tribunal Superior de Cundinamarca, y siete meses después, el 5 de diciembre de ese mismo año, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia inadmitió un recurso de casación del caso presentado a su consideración.

A juicio de la Procuraduría, el alcalde González Romero presuntamente incurrió en falta gravísima debido a que a pesar de conocer la existencia de la causal de inhabilidad se mantuvo en el ejercicio del cargo de alcalde.

El funcionario fue citado a comparecer en audiencia el próximo 9 de febrero para que rinda su versión sobre las circunstancias en las que habría incurrido en la presunta falta, esta declaración la puede hacer acompañado de un apoderado.

A su vez, la medida provisional de suspensión fue comunicada al Gobernador de Cundinamarca, Andrés González, para que proceda a su ejecución.

Esta medida fue tomada por la Procuraduría General de la Nación dentro del plan de acción diseñado para afrontar la situación de los servidores públicos que fueron elegidos el pasado 28 de octubre de 2007 hallándose inhabilitados, y de quienes adquirieron la inhabilidad luego de su elección, y será aplicada en todos los demás eventos en que se evidencia tal situación.