INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 014

Negada  tutela del Registrador contra la Procuraduría

Bogotá, 16 de enero de 2008. La Procuraduría General de la Nación no violó los derechos fundamentales del señor Carlos Ariel Sánchez Torres, al actuar preventivamente en el proceso en que fue elegido como Registrador Nacional del Estado Civil, como lo argumentó el funcionario en la acción de tutela interpuesta contra el ministerio público y que fue negada por el Tribunal Superior de Bogotá.

El inicio de una investigación o averiguación disciplinaria o administrativa contra un funcionario público no vulnera sus derechos fundamentales. Si este espacio se ejerce conforme a lo estipulado en la ley, el disciplinado podrá ejercer su derecho de contradicción y defensa con plenas garantías fundamentales.

Con este argumento, la Sala Civil del Tribunal negó el amparo solicitado por el Registrador Sánchez en la tutela al considerar que supuestamente fueron vulnerados sus derechos por parte de la Procuraduría por adelantar una investigación disciplinaria en su contra por presunta inhabilidad en el ejercicio del cargo.

El anuncio fue divulgado por los medios de comunicación colocando en “entredicho” su cargo y “mancillando” su nombre, aseguró el registrador ante los magistrados. Sin embargo los jueces de tutela advirtieron, citando el artículo 3 del decreto 306 de 1992, que por el sólo hecho de que se abra o se adelante una averiguación administrativa por la autoridad competente no se violan los derechos constitucionales fundamentales.

El alto tribunal también acudió a la abundante jurisprudencia constitucional y del Consejo de Estado sobre el tema para recalcar que las actuaciones administrativas y disciplinarias “tienen por objeto no sólo hacer cumplir las leyes, también deben garantizar la efectividad de los derechos de los administrados reconocidos por la ley”.

Además, la Procuraduría aclaró que en el caso del registrador Sánchez Torres, hasta el momento, no se ha iniciado ninguna investigación de carácter disciplinario, pero sí se tramita una queja instaurada en contra del funcionario.