INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 527

Gobernador del Cesar es suspendido del cargo por investigación disciplinaria en su contra

Bogotá, 19 de diciembre de 2007. El gobernador del departamento del Cesar, Rodrigo Canosa Guerrero, fue suspendido del cargo, como medida preventiva, al ser abierta en su contra una investigación disciplinaria por la conducta que desplegó durante dos procesos licitatorios para contratar obras de infraestructura para la ciudad de Valledupar, confirmó la Procuraduría General de la Nación

La decisión fue tomada por una comisión especial disciplinaria, presidida por el procurador regional del Cesar, Everardo Armenta Alonso, que investiga posibles irregularidades en la contratación suscrita por el gobernador Canosa Guerrero. La suspensión tendrá como término el tiempo que resta de su periodo en el cargo y no tendrá derecho a remuneración, estableció el auto emitido por el Ministerio Público.

Además, se solicitó al Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, hacer efectiva la suspensión cautelar de manera inmediata.

La investigación disciplinaria de los trámites licitatorios abiertos para adjudicar las obras de mantenimiento, mejoramiento y construcción de varios tramos de la red vial del municipio de Valledupar se inicio luego que el Procurador General de la Nación, Edgardo Maya Villazón, solicitara al gobernador Canosa suspender su trámite con el fin de revisar las condiciones impuestas ante la posibilidad de irregularidades surgidas en el curso proyecto.

El Jefe del Ministerio Público consideró que las exigencias contractuales son excesivas al compararlas con las condiciones impuestas por otras instituciones del Estado para el mismo tipo de obras que se están licitando y esta situación, puede restringir la amplia participación de oferentes provocando una concentración de pocos proponentes o dejando la posibilidad en uno sólo, tal como ocurrió en una licitación anterior.

En concepto del Jefe del organismo de control, la administración departamental debe ordenar los correctivos necesarios para ajustar el proyecto a lo exigido en condiciones similares por otras entidades públicas, de acuerdo con los principios de transparencia y selección objetiva que rige las normas de contratación estatal.

La medida disciplinaria se adoptó al evaluarse la existencia de serios elementos de juicio que permiten establecer que la permanencia en el cargo posibilita la continuación de las fallas o su reiteración.