INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 515

Pliego de cargos contra suboficial, por presunto acceso carnal violento contra una menor de edad

Bogotá, 12 de diciembre de 2007. La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos contra el entonces Suboficial del Ejército Nacional – Comandante de Escuadra de la Compañía Caldas que opera en el municipio de Puerto Rondón, Elver Enrique Orozco Zabaleta, por posible acceso carnal violento a una niña de siete años.

Los hechos fueron denunciados por la madre de la menor quien instauró una queja ante la personería municipal de Puerto Rondón, la cual fue recepcionada y remitida el 3 de marzo de 2003 a la Procuraduría Regional de Arauca.

Según manifestó en su declaración la denunciante, el 1ro de marzo de 2003 su hija de 7 años y ocho meses de edad se encontraba en su casa cuando el Subfocial ingresó y abusó sexualmente de la menor de edad.

La niña se encontraba en compañía de sus cinco hermanas quienes, «ante la presencia del investigado en la casa, se encerraron en uno de los cuartos quedando por fuera de dicha habitación». Las niñas de 3, 5, 6, 9 y 13 años de edad escucharon que su hermana se quejaba y tras salir al buscarla la encontraron en la cocina, en compañía del uniformado, con evidencia de lo sucedido.

Los hechos también fueron narrados por las hermanas de la niña afectada, en las declaraciones presentadas «en las cuales de manera coherente y sin contradicciones, ratifican la presencia del señor Orozco el día señalado, en su lugar de residencia»; por su parte el Instituto Departamental de Salud, Hospital San Juan de Dios Puerto Rondón determinó en la niña la presencia de hallazgos compatibles con acceso carnal.

Señala el ministerio público en el pliego de cargos que el uniformado habría incurrido «en una falta gravísima supuestamente al acceder sexualmente a la menor de siete años (…) con lo cual levó a cabo una conducta evidentemente depravada, contrariando de esta manera las disposiciones de carácter constitucional y penal que protegen la integridad y formación sexual de los niños; con el agravante de que la víctima era menor de doce años y que el funcionario investigado tenía como función intrínseca de su cargo, el cuidar y garantizar la integridad de todos y cada uno de los ciudadanos del territorio nacional ».

La Procuraduría solicitó al ICBF información sobre la atención sicológica y emocional que han recibido desde entonces la menor y sus cinco hermanas y en caso que no haya sido así, buscará que se brinde todo el apoyo y atención que requiera para su proceso de recuperación.