INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 470

Destituido e inhabilitado por 18 años, ex director del DAS Jorge Noguera Cotes

Bogotá, 16 de noviembre de 2007. Destitución e inhabilidad de 18 años, impuso la Procuraduría General de la Nación al ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), Jorge Aurelio Noguera Cotes, al ser encontrado responsable de colaborar con grupos armados al margen de la ley, incrementar de manera injustificada su patrimonio y el de terceros con dineros públicos, obstaculizar investigaciones de autoridades judiciales en su propio beneficio, y retardar y omitir las denuncias de actos dolosos y faltas disciplinarias, como las adulteraciones de la base de datos del organismo denominada Sifdas, que favorecían a narcotraficantes y paramilitares.

La investigación adelantada por el Ministerio Público contra el director del máximo organismo de inteligencia del Estado, permitió comprobar que los diez millones de pesos que recibió el señor Noguera de manos de la señora Liliana Del Castillo, esposa de Rafael García Torres, Jefe de la Oficina de Informática del organismo de inteligencia, supuestamente en calidad de préstamo son en realidad parte de comisiones por varios contratos que suscribió el funcionario con la firma IMPSAT e intermediados por el gerente de MT Base, una de las firmas contratista del área de informativa que también pagaba comisiones.

La Procuraduría también corroboró con diferentes medios de prueba las sindicaciones hechas por García Torres sobre hechos irregulares relacionados con la colaboración a grupos al margen de la ley entre ellos, el que no tenía ningún interés en perseguir a autodefensas y narcotraficantes, sino únicamente a las Farc; filtraba información a grupos ilegales; el operativo realizado en la ciudad de Santa Marta contra organizaciones delincuenciales razón por la cual retiró de manera intempestiva al coordinador del DAS que dirigía las acciones y lo trasladó de inmediato a la Seccional Arauca, pese a que el entonces director conocía que con su actuar ponía en peligro la vida del funcionario.

En la decisión, el Ministerio Público estableció que Noguera Cotes actuando como Jefe del Organismo de Inteligencia, y como, miembro del equipo de Gobierno a cargo del Proceso de Paz, tuvo estrechos vínculos con jefes de las autodefensas y con algunos de sus parientes, con quienes se reunió en distintas regiones de Colombia para filtrarles la información privilegiada con la cual contaba y alertarlos sobre procedimientos judiciales entre otros, extralimitándose así en sus funciones y obstaculizando las investigaciones adelantadas contra ellos, señaló el fallo de única instancia.

Se probó también que el entonces director del DAS retiró del organismo a un grupo de profesionales vinculados al Área de Investigaciones Financieras, al enterarse que adelantaban, por orden judicial, investigaciones sobre bienes de la familia Dávila Armenta, quienes según las autoridades, tienen relación con actividades al margen de la ley, en cuyos listados aparecieron propiedades que relacionaban comercialmente a la familia Noguera Cotes con los investigados. El señor Noguera adujo entonces como razón del despido, supuestos informes de inteligencia que aconsejaban su no permanencia en la institución, documentos que a la postre resultaron inexistentes.

Incluso, la Procuraduría pudo comprobar que el señor Noguera Cotes, desde el comienzo de su gestión, tuvo conocimiento sobre los hechos irregulares que se estaban presentando en la Oficina de Informática relacionados con el borrado de las bases de datos, sin que hubiera adoptado correctivos administrativos, disciplinarios y penales.

En la misma providencia y por omisión al deber de denunciar faltas disciplinarias y a la vez constitutivas de delitos, el Ministerio Público también sancionó con destitución e inhabilidad para ocupar cargos públicos por 13 años a Giancarlo Auqué De Silvestri, quien ejerció los cargos de Secretario General y Director General de Inteligencia.

En calidad de Director General de Inteligencia encargado del organismo de seguridad, Auqué De Silvestri tuvo conocimiento sobre los hechos irregulares que se estaban presentando en la Dirección de Informática relacionados con el borrado de las bases de datos sin que hubiera advertido a su superior jerárquico ni denunciado a los órganos competentes.

A juicio de la Procuraduría, el ex director del DAS Noguera Cotes “representaba el organismo por excelencia de inteligencia a cuyo cargo se encuentra entre otros la seguridad del Estado, que era su deber proteger los archivos que contienen los antecedentes judiciales de nacionales y extranjeros, todo lo cual le exigía mayor pulcritud en su proceder y total ajenidad con organizaciones al margen de la ley”, señaló el Ministerio Público al fundamentar las razones por las cuales impuso la sanción.