INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 384

Destituyen ex registradoras delegadas en el Tolima

Bogotá, sábado 22 de septiembre de 2007. María Argenis Cuellar Chávez, ex delegada departamental de la Registraduría en el Tolima, fue destituida del cargo e inhabilitada para ocupar cargos públicos durante diez años por nombrar a una sobrina suya como registradora municipal. La decisión fue impuesta por la Procuraduría General de la Nación al determinar la responsabilidad de la funcionaria en falta disciplinaria de incompatibilidad con su conducta.

El fallo emitido por el Ministerio Público también cobijó a la sobrina de la ex Delegada Departamental, Claudia Patricia Mehecha Cuellar, por haberse posesionado como Registradora Municipal existiendo un parentesco de consanguinidad en tercer grado, de tía y sobrina, y no la advirtió al momento. Por su conducta, esta persona también fue destituida e inhabilitada para ocupar cargos públicos por diez años

Para la Procuraduría, Cuellar Chávez utilizó el cargo para favorecer a su sobrina y ser nombrada como Registradora Municipal incurriendo en una causal de incompatibilidad al Intervenir en la postulación y nombrarla en el cargo, y Mahecha Cuellar, por actuar a sabiendas de ser conocedora de la causal de la inhabilidad existente que le imposibilitaba posesionarse como servidora pública en la Registraduría Nacional del Estado Civil en el Tolima. Las conductas de ambas funcionarias omitieron actos propios de sus funciones, indicó la decisión emitida.

El Ministerio Público consideró que las funcionarias incurrieron en las faltas con pleno conocimiento de las causales de incompatibilidad e inhabilidad existentes y haciendo uso de las atribuciones legales que les confería el cargo al proferir los actos administrativos que originaron los casos.

Por estos motivos, no fueron de recibo para la Procuraduría los argumentos esbozados por la funcionarias sancionadas, quienes insistieron en afirmar que la vinculación de la funcionaria inhabilitada obedeció a un proceso de selección el cual se dio bajo el procedimiento, autorización control y vigilancia de la Gerencia de Talento Humano de la Registraduría Nacional del Estado Civil, que admitió a la aspirante con un puntaje de 23, ocupando el sexto lugar tras presentar las pruebas correspondientes.

Según las normatividad vigente en Colombia, la inhabilidad es un impedimento para quien va a ser nombrado o elegido, en tanto que la incompatibilidad es una prohibición para quien ejerce un cargo, consiste en una limitación del ejercicio de ciertos derechos respecto de la persona que desempeña una función pública y en unas restricciones para acceder a ella, reiteró la Procuraduría en el auto de fallo.

NOTICIAS 2006

Enero
--------------
Febrero
--------------
Marzo
--------------
Abril
--------------
Mayo
--------------
Junio
--------------
Julio
--------------
Agosto
--------------
Septiembre