INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 367

Pliego de cargos en contra de la directora seccional de Salud del Quindío

Bogotá, viernes 7 de septiembre de 2007. La Procuraduría Regional del Quindío formuló pliego de cargos en contra de la directora Seccional de Salud, Martha Isabel Uribe Escobar, por presuntas irregularidades en la contratación y el manejo de los recursos destinados al programa Goberlechita creado para aportar un complemento nutricional vitamínico a más de 1.500 niños del departamento.

Dicho programa es llevado a cabo por la seccional de Salud del Quindío y fue ejecutado a través de un convenio interadministrativo suscrito por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Instituto Seccional de Salud del Quindío (ISQ) y la Cooperativa Multiactiva de Hogares de Bienestar (Coohobienestar), aunque este tipo de convenios son permitidos solo entre entidades estatales.

Las irregularidades en las que probablemente incurrió la funcionaria tienen que ver con ciertas anomalías en el proceso de suministro del producto, las condiciones sanitarias de la fábrica y el proceso de contratación que se llevo a cabo con las entidades respectivas.

La directora del Intitulo Seccional de Salud del Quindío habría violado las normas vigentes al trasladar a la cooperativa Coohobienestar, entidad de carácter privado, las facultades de administrar los recursos públicos y de seleccionar la empresa encargada de la producción y distribución del complemento nutricional Goberlechita.

Para la producción y distribución del producto se contrataron dos proveedores sin la debida formalidad y el seguimiento de la seccional de salud, una de las firmas a la que se contrató por un monto mayor resultó ser propiedad de un pariente del esposo de la doctora Uribe Escobar, además no contaba con la infraestructura necesaria y debió valerse de otra marca para poder cumplir con lo estipulado en el contrato.

Al ser consultado el Invima sobre los mismos productos dicha entidad manifestó que no cumplían en su momento con las normas legales para su distribución y no contaban con la licencia respectiva. El día 29 de marzo de 2006 hubo una intoxicación masiva, la cual no se comprobó que hubiese sido a raíz de este producto, pero tampoco se desvirtuó. La nutricionista Sara Milena Montoya realizo algunos llamados de atención frente al peligro que corría la salud de los menores a quienes se les ofrecía dicho producto.

La anormalidad en los procedimientos puso en riesgo los recursos públicos invertidos y la salud de los niños; vulnerando los principios de transparencia, responsabilidad e imparcialidad para la selección del contratista y el desarrollo del programa de bienestar.

Ante la decisión tomada por la Procuraduría Regional del Quindío en contra de la Doctora Uribe Escobar, también se notifico que ella dispone de diez días contados a partir de la misma para presentar sus descargos, solicitar las pruebas que considere convenientes y que el expediente permanecerá a su disposición en la Secretaria de la Procuraduría Regional.

NOTICIAS 2006

Enero
--------------
Febrero
--------------
Marzo
--------------
Abril
--------------
Mayo
--------------
Junio
--------------
Julio
--------------
Agosto
--------------
Septiembre