INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 345

Destituyen a militares implicados en caso de guaca de las Farc

Bogotá, jueves 23 de agosto de 2007. “Las caletas o depósitos en los que los grupos armados ilegales almacenan y ocultan material de guerra, intendencia, víveres, documentos, valores y cualquier otro elemento necesario para su accionar ilícito, no constituyen bienes mostrencos o perdidos ni tampoco un tesoro o bien sujeto de ser ocupado por invención o hallazgo dado que tienen una evidente procedencia contraria a la Ley que obliga a los servidores de las Fuerzas Militares que los encuentren a custodiarlos, informar a sus superiores de su existencia y ponerlos a disposición del funcionario judicial”.

Así lo estableció la Procuraduría General de la Nación al ordenar la separación absoluta de las Fuerzas Militares, la inhabilidad para desempeñar cargos públicos por el término de cinco años y la pérdida del derecho a concurrir a sitios sociales de la institución castrense a tres oficiales, 13 suboficiales y 125 soldados que en abril de 2003, se apoderaron de aproximadamente dos mil millones de pesos enterrados por las Farc en una caleta, encontrada por los uniformados en zona rural del municipio de San Vicente del Caguán, en el curso de una operación de contraguerrilla que cumplían.

Para el Ministerio Público, los militares sancionados se apoderaron de bienes y valores ajenos en beneficio propio mientras cumplían actividades inherentes a los actos del servicio, omitieron el deber de denunciar los hechos delictivos o las faltas disciplinarias de que tuvieron conocimiento, violaron las normas de cadena de custodia contempladas en la normatividad procesal penal vigente, la cual consagra el deber de garantizar la autenticidad, identidad y estado original de los elementos de prueba con los que tengan relación dentro de sus funciones, empezando desde el lugar donde se obtiene, encuentre o recaude el elemento físico de prueba, y el valor militar de veracidad que predica que “La verdad deber ser regla inviolable en el militar y será practicada en todos sus actos”.

Los uniformados hacían parte de las compañías Demoledor y Buitre del Batallón de Contraguerrilla Cinco, unidad adscrita a la Brigada Móvil Seis del Ejército Nacional. Su misión era la de contrarrestar el accionar de la columna móvil Teófilo Forero de las Farc y ubicar el campamento en el podrían encontrarse tres ciudadanos estadounidenses secuestrados. De acuerdo con informes de inteligencia que sirvieron de base a los militares para ordenar el desplazamiento de sus efectivos a ese lugar, los plagiados y los guerrilleros que los custodiaban habían sido detectados en un área conocida como Coregauaje, en plena selva del Caguán, en el norte del Departamento del Caquetá.

Después de analizar las conductas de los sancionados, el Despacho del Procurador General de la Nación, consideró que no observaron los principios aplicables a cualquier servidor público y a todo miembro de las Fuerzas Militares, independientemente de su grado, obrando como coautores de la irregularidad, bien interviniendo en la repartición o aceptando parte del dinero, y allanándose en todo caso, a la decisión común de no reportar el descubrimiento y tomar para sí los recursos económicos.

El organismo de control concluyó que los uniformados violaron sus deberes funcionales al desatender sin explicación atendible los dictados del sumario de órdenes permanentes de la Brigada Móvil Seis a la que pertenecían que exigía informar y relacionar al comando los bienes detectados sin manipular las pruebas. Además, incurrieron en comportamiento irregular “teniendo conciencia de la antijuridicidad de su conducta, por lo que el reproche se les atribuyó a título de dolo”, señala el fallo disciplinario.

La decisión de la Procuraduría se adoptó con base en las evidencias encontradas en la investigación disciplinaria, entre ellas, la confesión que del hecho efectuó un grupo de investigados, quienes admitieron el descubrimiento de las caletas con el dinero. La delación también fue corroborada de manera integral mediante otros medios de prueba que “develan sin duda alguna el discurrir del acontecimiento descrito”, asegura el texto del auto emitido.

En el curso del proceso disciplinario, 30 de los uniformados implicados negaron su participación en los hechos, 35 rehusaron referirse a la existencia de las caletas con dinero y sólo 22 admitieron la existencia de esa fortuna, algunos, incluso, devolvieron cerca de 200 mil dólares y 150 millones de pesos e ilustraron a los investigadores sobre la manera colectiva como se produjo el reparto.

Sin embargo, la mayoría sólo relataron en sus versiones la localización de campos minados y el hallazgo de material de guerra como municiones y fusiles, elementos de intendencia, uniformes con logo-símbolos de la Policía Nacional, y algunos objetos de aseo personal, pero nunca valores de ninguna especie. “Tal circunstancia no desvirtúa la ocurrencia de la detección adicional de las caletas con una altísima suma de dinero nacional y extranjero, cuya existencia fue negada por aquéllos, sino que por el contrario, ratifica las condiciones de irregularidad en las que se manejó el procedimiento y se deduce con certeza que sí hubo descubrimiento y apoderamiento de los valores encontrados en las caletas”, señala la Procuraduría al referirse a estos testimonios.

De acuerdo con lo demostrado en el proceso, la repartición del dinero fue producto de un acuerdo común atribuible a todos los miembros de las unidades militares involucradas que estaban para ese momento en el área e hicieron materialmente suya una porción de ese capital de origen ilegal. Y por ocurrir en momentos en que los militares comprometidos con la actividad operativa, estaban ejerciendo actos propios del servicio castrense, tenían que respetar todas las reglas, principios y preceptos militares, y cumplir con los deberes funcionales a toda misión operacional, “entre los cuales se contaba el de asegurar cualquier caleta que detectaran e informar de su descubrimiento”, indica el fallo.

A juicio de la Procuraduría, ese deber es constitucional para los miembros de la Fuerza Pública, enmarca y justifica la misión en contra de los grupos armados ilegales como parte de su función de procurar la protección de la vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades de las personas residentes en Colombia y salvaguardar el orden constitucional. Igualmente, tiene como propósito debilitar o eliminar las estructuras bélicas y financieras de los grupos al margen de la ley permitiendo la vinculación judicial de manera adecuada de quienes han incurrido en graves comportamientos delictivos que afectan a toda la colectividad.

Así el objetivo de la actividad táctica fuera la ubicación de personas secuestradas, nada los relevaba del deber funcional de reportar el descubrimiento de cualquier situación que se percibiera en el área. “Avalar el apoderamiento de caletas con dinero, detectadas en desarrollo de operaciones de combate irregular desnaturalizaría el fundamento y objetivo de la misión militar, convirtiéndola en un medio para el enriquecimiento ilícito, violatorio de los deberes relativos a la función pública”, señala la decisión emitida por la Procuraduría al explicar las razones por las cuales considera que los uniformados sancionados ejercieron en forma indebida actos de dominio sobre el dinero encontrado.

El origen ilícito de esa fortuna impedía su apropiación y exigía su aseguramiento, reporte y puesta a disposición de la autoridad judicial competente, insiste el Ministerio Público en el fallo. Además de que “una acción de éstas sí afecta a la colectividad –que espera de los servidores públicos el respeto a la Constitución y a la Ley-, lo verdaderamente trascendente en el ámbito disciplinario es que representa quebrantamiento de deberes funcionales e indebido ejercicio de la función pública”, concluye el fallo emitido.

Los militares sancionados son:

Tenientes
JORGE SANABRIA ACEVEDO,
ILICH FERNANDO MOJICA CALDERÓN

Subteniente
IVÁN MAURICIO ROA MARTÍNEZ

Sargentos Viceprimeros
PEDRO ANTONIO VAQUEN TALERO
DIEGO FERNANDO RACINES PLAZA
JOSÉ URIEL DÍAZ RENDÓN

Sargentos Segundos
LUÍS ENRIQUE CASTRO TEJEDOR
DORIAN JAVIER ESCORCIA NARVAEZ
ANGEL ROBINSON TELLO RIVAS

Cabos Primeros
YOVANY LIZARAZO VALDERRAMA
DAMIAN SOLANO SUÁREZ
CARLOS FERNANDO LÓPEZ OSORIO
ELISEO MENA BENITEZ
WILFREDO ARLEY SANTOS BRIÑEZ
JUAN CARLOS TAPASCO OTAGRI
WILSON RAFAEL SARMIENTO GUZMÁN

Cabo Tercero
LUIS GABRIEL SÁNCHEZ ALOMIA

Soldados
LUGER DIAZ DURÁN
DILMER ALEXANDER PEÑA
OSWALDO RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ
EDISON RODRÍGUEZ VALLEJO
CARLOS ARTURO ULLOA
GERMAN LASSO JAIMES
WILSON LASSO JAIMES
VÍCTOR MANUEL LEÓN SANTOS
JULIAN ANDRÉS CERÓN GUZMÁN
WILSON DE JESÚS ARTUNDUAGA
OSCAR EDUARDO FAJARDO SERRATO
FERNANDO ALDEMAR GUERRERO ROSERO
WILSON ALEXANDER SANDOVAL GUZMÁN
LUÍS ALBERTO QUEMBA
FREDY ALEXANDER ROJAS
YUBER VARGAS VARGAS
JUAN CARLOS VÁSQUEZ JAIME
DARWIN ALFONSO ÁVILA ROYERO
JOEL DE JESÚS BOCANEGRA AGUDELO
OSCAR CHÁVEZ FLOREZ
LUÍS ANTONIO CHÍA ORTIZ
RAFAEL ALONSO CRUEL QUIÑONEZ
CRISTOBAL CRUZ SILVA
JOSÉ NEMESIO DELGADO MEDINA
LUÍS FERNANDO DÍAZ LOZADA
YONID DIÁZ VERGEL
CARLOS ALFREDO ERAZO JOJOA
JOSÉ DE JESÚS FANDIÑO CASAS
EVARISTO FLÓREZ ARENAS
FABIO NELSON FLÓREZ BLANDON
WALTHER DÍAZ VELASCO
JOSÉ ANTONIO DOMÍNGUEZ RENDÓN
LUÍS ALBERTO HENAO ROMERO
ROBINSON HINESTROZA
JAIR JUNCA PUENTES
JHON FREDY LADINO LADINO
GREGORIO ISRAEL LIZARAZO RINCÓN
JABER OBEIMAR LÓPEZ FIGUEROA
DIEGO EDISON LÓPEZ MERLENGE
JHON JAIRO QUINTERO CLAROS
EMILIO JOSÉ ROJAS GARCÍA
HERNEY VIVEROS LUCUMÍ
ALEXANDER ANGULO MOSQUERA
CARLOS CÁRDENAS RUÍZ
HANNER WILLIAN DAZA GÓMEZ
ELI FREDY GÓMEZ URBANO
YESID FERNANDO MÁRQUEZ FUENTES
JUAN CARLOS OME ORTÍZ
ALBERT PINEDA ÁLVAREZ
HEIBER POSADA SÁNCHEZ
LUÍS TELAG TITISTAR
WILSON PALOMINO TAPIERO
WILFREDO CERQUERA PATARROYO
JUAN PUERTO CASTRO
JAIME FERNANDO RODRÍGUEZ ROZO
CARLOS ENRIQUE SAMPEDRO HERNÁNDEZ
ALEXANDER MAURICIO SÁNCHEZ
EDINSON SOLIS MONTAÑO
JOSÉ NORBERTO SOTO HORTUA
CARLOS AUGUSTO VALENCIA QUIÑONEZ
HERNANDO VALENCIA VARGAS
JULIAN VILLAFAÑE CAICEDO
WILIAM GASCA VALENCIA
JOSÉ LUÍS URIBE SANTANDER
CRISANTO ROJAS DÍAZ
LUÍS FERNANDO RIASCOS RIASCOS
JOVANY DÍAZ CAÑÓN
HECTOR OMAR DUARTE PEDRAZA
ELISEO FLOREZ CRISTANCHO
JOSELÍN FORERO ALFONSO
FERNEY GALINDO ROJAS
AUDREY GIRALDO BEDOYA
ESÚS DANILO JIMÉNEZ BLANDÓN
HÉCTOR FABIO RENDÓN ÁLVAREZ
LUCIANO BUITRAGO QUINTERO
JAIME ANTONIO ESTEVES CARDOZO
LENIN GIRALDO BONILLA
RUBEN DARIO RONCO RUBIANO
FRUDIS LOAIZA POLOCHE
ROSSO ALBEIRO LÓPEZ RICO
PABLO GONZÁLEZ VELA
JOSÉ ANTONIO HERRERA BLANCO
JHON JAIRO HERRERA PARADA
POLBRAYAN LEON LAVACUDE
JAIRO ANTONIO GELVEZ CORREDOR
ISAAC GIRALDO BONILLA
HARRY FERNANDO GUZMÁN RODRÍGUEZ
JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ PAEZ
NELSON ANTONIO SAYAGO ESCALANTE
LUCIO LEÓN LEÓN
JOSÉ FELICIANO OSORIO CAMPOS
MARIO ALBERTO RODRÍGUEZ EMBUS
JAIR CHIMBACO VARGAS
ALEXANDER RIAÑO MANCIPE
ELCIARIO RAMÍREZ MOSQUERA
RICHARD EMILIO CUASPUD CANCHALA
JORGE IVAN GUTIÉRREZ CUELLAR
HERNEY ANACONA BOLAÑOS
JAMER ARLES BOLAÑOS LULIGO
ANDRÉS ALBERTO CAICEDO VARGAS
LUÍS MAURICIO CORTÉS GONZÁLEZ
LUIS GONZÁLEZ MURILLO
GILDARDO GUTIÉRREZ
ALCIDES HOMES HERNANDEZ
JULIAN ANDRÉS ORTÍZ MUÑOZ
SAUL NAIR URIBE SÁNCHEZ
DANNY FREDDY VERANO RUIZ
JHON JAIME VIVAS PEÑALOSA
NESTOR YAMID PAJOY POBRE
NIXON YOVANY VILLAMIZAR ALBARRACÍN
JOSÉ ALEJANDRO VELANDIA ROLÓN
JAIRO SUÁREZ AMADO
EDGAR TRIANA ALBARRACIN
EMERSON RODRÍGUEZ ARDILA
FRANKISTEY GIRALDO BONILLA
JHON JAIRO QUINTERO CORTÉS
JORGE ARMANDO QUINTERO CORTES
GEOVANY ERNESTO RODRÍGUEZ
JOSÉ ALEXANDER RUBIO MONTOYA
JAVIER ANTONIO SERNA
LUÍS HERNANDO SUAZA MONTEALEGRE
FREDY ALFONSO TARAZONA CÁCERES
NELSON ZAPATA ÁLVAREZ
DIEGO FERNANDO ESCOBAR BRIÑEZ
JUAN CARLOS MUÑOZ GUTIÉRREZ

NOTICIAS 2006

Enero
--------------
Febrero
--------------
Marzo
--------------
Abril
--------------
Mayo
--------------
Junio
--------------
Julio
--------------
Agosto
--------------
Septiembre