INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 341

Procuraduría reabre investigación disciplinaria contra miembros del Gaula

Bogota, lunes 20 de agosto de 2007. El Procurador Delegado para la Policía Nacional revocó la decisión de archivo proferida por la Procuraduría Regional de Cundinamarca y abrió investigación disciplinaria para examinar la conducta del Capitán Diego Rosero Giraldo y demás miembros del Gaula que intervinieron en los hechos relacionados con la conducción y posible retención en contra de su voluntad del ciudadano Carlos Alfonso Figueroa Cañón.

El señor Figueroa Cañon presentó una queja escrita ante el Comisionado para la Policía Nacional, donde señaló que desde el año 2003 viene siendo perseguido y amenazado con su familia por parte del personal de la Policía y específicamente por miembros del Gaula de Bogota, quienes se valieron de un ex trabajador de su padre para hacerles intimidaciones telefónicas.

Agregó que los hechos acontecidos los relacionaba con un secuestro extorsivo, del cual fue víctima en el año 2000 y por el cual, la justicia penal condenó en el año 2002 a dos miembros de la Policía y a un particular.

De la misma manera afirmó que el día 15 de enero de 2004, en horas de la noche fue conducido en contra de su voluntad por el personal de la Policía, quienes lo llevaron a la Central del Gaula donde lo mantuvieron bajo intimidaciones, para interrogarlo sobre las actividades de su padre, y señaló que lo dejaron ir bajo la imposición de que al día siguiente, su padre, tenía que presentarse en determinado sitio ante un capitán de apellido Rosero.

Después de analizar las denuncias realizadas por el señor Figueroa, la Procuraduría Regional de Cundinamarca, profirió un documento de archivo definitivo de las diligencias, al considerar que después de haber agotado los esfuerzos para lograr el esclarecimiento de los hechos, lo único que se pudo establecer fue que el señor Figueroa Cañon, fue conducido a las instalaciones del Gaula donde fue dejado en libertad a la misma hora en que hizo su arribo, y que una vez practicadas las pruebas, no había sido posible identificar a los miembros de la fuerza pública que llevaron a cabo el procedimiento anotado.

Luego de la decisión de auto de archivo, Carlos Alfonso Figueroa Cañon interpuso recurso de apelación, considerando injusto el archivo decretado, ya que en el procedimiento investigado no se habían realizado las diligencias necesarias.

NOTICIAS 2006

Enero
--------------
Febrero
--------------
Marzo
--------------
Abril
--------------
Mayo
--------------
Junio
--------------
Julio
--------------
Agosto
--------------
Septiembre