INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 279

Destituido profesor por acceder carnalmente a alumno menor de edad

Bogotá, 12 de julio de 2007. La máxima sanción disciplinaria posible impuso la Procuraduría General de la Nación a un docente responsable de acceso carnal violento y actos sexuales abusivos a dos menores de 13 años, en hechos registrados en el año 2004.

Se trata de Julio Cesar Arias Osorio, docente del colegio IDE Isla del Sol de la Secretaría de Educación del Distrito, a quien el ministerio público destituyó e inhabilitó por 20 años para ejercer funciones públicas.

Este fallo es el primero de un amplio grupo de procesos disciplinarios que asumió la Procuraduría General de la Nación, en ejercicio del poder preferente. El Jefe del ministerio público ordenó a todos los procuradores regionales, distritales y provinciales priorizar el trámite de los casos sobre acoso sexual y otros, cometidos por profesores de establecimientos educativos públicos del país.

Para la Procuraduría General de la Nación, “dentro de la comunidad educativa deben existir relaciones respetuosas, evitando comportamiento o acciones que atenten contra la misma como es el acceso carnal violento contra un alumno menor de edad, toda vez que los menores merecen respeto a su integridad y formación sexual, y en las instituciones se debe velar por la libertad y valoración de la sexualidad de los alumnos y no puede permitirse que los educadores que los están formando para el futuro y que son los encargados de dar las bases morales se aprovechen de su cargo”.

La Procuraduría General de la Nación desestimó los argumentos de la defensa del docente, entre los que se encontraba un supuesto acoso del que era víctima por parte del estudiante y, por el contrario, consideró contundentes los resultados de los exámenes de medicina legal, así como las versiones de los menores, pues a uno de ellos, al que accedió carnalmente en repetidas oportunidades, le ocasionó “un daño irreparable, atentando contra uno de sus derechos fundamentales, y viéndose obligado a recibir ayuda psicológica con el fin de sobrellevar ésta situación que desde el inicio dejó marcas en su persona pues lo convirtió en un muchacho retraído y silencioso”, agrega la sanción disciplinaria del ministerio público.

Por los mismos hechos, el Juez 43 Penal del Circuito de Bogotá, condenó a Julio Cesar Arias Osorio a pena principal de 133 meses de prisión, por el delito de acceso carnal violento agravado y ordenó compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación para investigar al docente Arias Osorio, por presunto acto sexual abusivo en menor de catorce años.