INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 241

Decisiones en la ciudad de Santa Marta

Bogotá, domingo 24 de junio de 2007. La Procuraduría Provincial de Santa Marta adelantó recientemente dos audiencias públicas en las que profirió las siguientes decisiones.

Procuraduría sanciona a ex alcalde (e) del municipio de Ciénaga (Magdalena)

Por nombrar para el desempeño de cargos públicos, personas que no reunían los requisitos exigidos, la Procuraduría General de la Nación sancionó al señor Jairo Quintero Gómez, en su condición de alcalde (e) del municipio de Ciénaga (Magdalena)

El funcionario no dio cumplimiento a los requisitos exigidos para los cargos de Secretario de Planeación y Secretario de Agricultura contenidos en el manual de funciones del municipio de Ciénaga y posesionó a dos abogados de profesión en dichos cargos el 17 de julio de 2006, previo nombramiento efectuado el 14 de julio de ese año.

El ministerio público señaló que el ex mandatario cometió una falta disciplinaria al nombrar personas que no reunían los requisitos legales para los cargos mencionados y darles posesión pese a conocer tal situación.

Advierte además que el manual de funciones del municipio de Ciénaga estaba vigente para la época de los hechos «por disposición de los decretos de Ley 770 y785 y del decreto 2539 de 2005, expedidos por el Gobierno nacional, con fundamento en la ley 909 de 2004 expedida por el Congreso de la República. »

Sancionado ex personero de Zona Bananera (Atlántico)

La Procuraduría General de la Nación sancionó al señor Alberto Rafael Maldonado Torregrosa, ex personero el municipio de Zona Bananera (Atlántico) con suspensión por 12 meses para ejercer funciones públicas, convertible en multa, por omisión en el cumplimiento de sus funciones.

El ex funcionario del ministerio público no dio cumplimiento al despacho comisorio enviado el 2 de febrero de 2006 donde se le concedieron 20 días para realizar la práctica de pruebas necesarias dentro de un proceso disciplinario que llevaba la Procuraduría Regional del Magdalena.

El funcionario «desconoció que la organización y el funcionamiento de la Personería se debían desarrollar con arreglo a los postulados que rigen la función administrativa y regulan la conducta de los servidores públicos, y en especial; con sujeción a los principios de eficacia, eficiencia, publicidad y transparencia, moralidad, responsabilidad e imparcialidad (…)»

Dentro de la misma decisión la Procuraduría absolvió de toda responsabilidad disciplinaria a la señora Carelis del Pilar Padilla Peña, quien desempeñó como Personera del municipio de Zona Bananera entre el 10 de abril de 2006 al 29 de junio del mismo año.