INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 230

Por acción de la Procuraduría, Protegidos derechos colectivos de los ciudadanos de San Gil (Santander)

Bogotá, lunes 18 de junio de 2007. Gracias a la Acción Popular instaurada por la Procuraduría General de la Nación, el Juzgado Único Administrativo de San Gil (Santander) amparó los derechos colectivos a la salubridad, seguridad pública y al goce de un ambiente sano de todos los habitantes de ese municipio.

Los mencionados derechos se veían amenazados por la conducta omisiva del Hospital Regional de San Gil, la plaza de mercado de San Gil, la Secretaría Departamental de Salud de Santander y el municipio de San Gil al no realizar la adecuación o remodelación de las instalaciones del pabellón de carnes de la plaza de mercado e incumplir con las obligaciones de higiene y salubridad en estas instalaciones.

En consecuencia, las referidas autoridades y personas particulares, en su calidad de propietarios o administradores del bien inmueble en donde se halla el pabellón de carnes de la plaza de mercado de San Gil, deberán:

- Elaborar un censo de los actuales comerciantes que se dedican exclusivamente a la venta de todo tipo de carnes

- Realizar las labores de mejoramiento de la instalaciones, la dotación del nuevo mobiliario y adecuar para un «traslado temporal las instalaciones del denominado Planchón o zona destinada a la actividad del llamado “mercado campesino” en el área adyacente al actual pabellón de Carnes».

- Dividir y señalizar el cincuenta por ciento del área de las instalaciones del actual pabellón de Carnes señalado por el juzgado y seguidamente, aislar esta área para evitar la contaminación del área como consecuencia de los trabajos públicos de adecuación física.

- Posteriormente, deberán trasladar provisional y temporalmente a los comerciantes o ciudadanos vendedores de carnes ubicados en la zona que será intervenida.

- Realizar la adecuación total y completa, en dos etapas, del pabellón de carnes de la plaza de mercado y definir mediante un sorteo la ubicación homogénea y sectorizada de los puestos por actividad.

- Los comerciantes expendedores del citado pabellón tendrán que cumplir con las normas legales «que les obligan a estar personalmente en óptimas condiciones de salud y de higiene y a mantener tales reglas en su actividad y respecto de los productos que venden».

El Juzgado Único Administrativo de San Gil (Santander) fijo plazos para el cumplimiento de estas acciones. Adicionalmente, anunció que las respectivas autoridades departamentales de Santander realizarán visitas de inspección, para aplicar las medidas sanitarias de seguridad y las sanciones a que haya lugar.

Igualmente, se ordenó la conformación de un comité para la verificación del cumplimiento de la aludida sentencia, el cual será integrado por el juez que profirió esta decisión, el Defensor del Pueblo que designe la Defensoría del Pueblo (regional Santander), el Personero de San Gil, el Gobernador del departamento y el Alcalde municipal.

Finalmente, se ordenó adelantar los trámites pertinentes para que el municipio de San Gil adquiera las instalaciones de los dos pabellones que conforman la plaza de mercado para dotar así a los habitantes de esta región del país de un servicio público no domiciliario.