INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 217

Parejas de homosexuales pueden ser incluidas en el Plan Obligatorio de Salud de su compañero (a) permanente

 

Bogotá, 8 de junio de 2007. Las personas homosexuales pueden afiliar a la persona con quien conviven al régimen contributivo de la seguridad social en salud, en calidad de beneficiario.

Así lo manifestó el Procurador General de la Nación, en concepto emitido ante la Corte Constitucional frente a la demanda interpuesta contra el artículo 163 (parcial) de la ley 100 de 1993, mediante la cual «se crea el sistema de seguridad social integral y se dictan otras disposiciones».

El ministerio público reitera nuevamente que estos ciudadanos no pueden ser privados de los derechos que les son reconocidos a los demás ciudadanos, solo por su orientación sexual. Considera que a las parejas del mismo sexo se les debe dar la misma protección que se otorga a las parejas heterosexuales, de lo contrario se violan los principios constitucionales a la igualdad y al servicio de salud.

Para la Procuraduría, los compañeros o compañeras permanentes del mismo sexo del afiliado del cual dependen económicamente, si cumplen los requisitos legales, pueden beneficiarse directamente del Plan Obligatorio de Salud del afiliado.

Agrega que « (…) en el caso de las parejas del mismo sexo se hace necesario, en pos de la igualdad de los ciudadanos colombianos, la adopción de medidas afirmativas que remuevan los obstáculos que impiden y dificultan a las personas homosexuales su integración con otras de su mismo sexo en los grupos que las mismas deseen, tal como resulta ser la integración con otra persona de su mismo sexo para efectuar una comunidad de vida, permanente y singular».

Por ello, el ministerio público solicitó a la Corte Constitucional declarar inexequibles las expresiones «la cobertura familiar» y «tendrá cobertura familiar» contenidas en el inciso primero del artículo 163 (parcial) de la ley 100 de 1993.

Así mismo, solicitó declarar la exequibilidad de la expresión «el compañero o la compañera permanente del afiliado» bajo el entendido de que «cuando se lea el compañero o la compañera permanente del afiliado, se comprenda también el compañero o la compañera permanente del mismo sexo del afiliado, de conformidad con las razones expuestas en la parte motiva».