INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 209

Pliego de cargos contra militares por muerte de adulto mayor en Puerto Valdivia (Antioquia)

Bogotá 5 de junio de 2007. Por la muerte de un campesino de 74 años en el presunto enfrentamiento entre la Fuerza Pública y guerrilleros de las Farc, en el sector de Remolinos, corregimiento Puerto Valdivia, jurisdicción del Municipio de Valdivia, Departamento de Antioquia, la Procuraduría General de la Nación formulo pliego de cargos contra tres militares.

La determinación disciplinaria afecta al Cabo Primero William Pinta Vásquez y los soldados profesionales Giovanis Rafael Salgado Hoyos y Elidor Valoyes Córdoba, militares adscritos al Batallón de Infantería Nº. 31 Rifeles.

Según la investigación disciplinaria, los militares afirmaron que la muerte del señor Moreno Torres, el 14 de julio de 2005, se produjo en medio de un combate entre unidades militares y la guerrilla y responsabilizan del homicidio a los guerrilleros de las Farc.

“Sin embargo, la realidad sobre el operativo militar y el supuesto enfrentamiento armado entre efectivos del ejército y los integrantes de la guerrilla, al margen de las visibles dudas que ya se generan por las graves contradicciones existentes entre los protagonistas acerca del verdadero objetivo de la operación y el origen de la información que permitió la decisión del comando, las explicaciones que ofrecen los protagonistas y los testigos que aparentemente los respaldan, tan poco parecen tener suficiente credibilidad, máxime que obran pruebas en el proceso que desdibujan su versión”, reza el pliego de cargos de la Procuraduría.

Un oficial afirmó en declaración juramentada, que recibió información sobre un reten ilegal montado por 4 subversivos en la vereda Remolinos y por eso autorizó el movimiento de un suboficial y 7 soldados a la zona.

El cabo William Pinta Vásquez, señalo que recibió información de la presencia de 4 guerrilleros que se iban a entregar. El soldado Salgado Hoyos dijo que estaban en el puente y llegó un señor que le informó que por Remolinos venía bajando la guerrilla y el soldado Valoyes Córdoba, manifestó que llegó información de la presencia de 4 guerrilleros.

Para el ministerio público, no resulta lógica la versión de los militares, ya que teniendo la guerrilla la ventaja de la sorpresa y el terreno, haya atacado al convoy militar, y minutos después, luego de la modesta reacción de dos soldados que dispararon cada uno 5 o 6 proyectiles, haya emprendido la huida del sitio, pero además, no se explica como es que ante el ataque de la subversión los demás militares se limitaron a caminar hacia donde estaban ubicados los soldados Salgado y Valoyes sin apoyarlos con fuego.

“Si el señor Marco Tulio Moreno Torres hubiera quedado en medio del fuego nutrido del combate entre guerrilleros y militares, tampoco resulta razonable que un solo proyectil lo haya alcanzado.”

Para la Procuraduría General de la Nación los soldados profesionales Giovanis Rafael Salgado Hoyos y Elidor Valoyes Cordoba habrían desconocido lo contemplado en el Derecho Internacional Humanitario, sobre la inmunidad de la población civil ajena al conflicto armado.

Al suboficial William Pinta Vásquez, el ministerio público le cuestiona por presuntamente haber concertado con sus subalternos para disfrazar los hechos, inventado un supuesto combate entre el ejército y la guerrilla, para mostrar la muerte del señor Moreno como un desafortunado suceso consecuencia del cruce de disparos, ideando además, que el proyectil que impactó la humanidad del señor Moreno fue responsabilidad exclusiva de los subversivos, todo esto, con clara intención de favorecerlos.