INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 192

Consejo de Estado negó la suspensión provisional de la sanción

Procuraduría pide mantener sanción de destitución e inhabilidad a exministro Londoño Hoyos

Bogotá, 30 de mayo de 2007. La Procuraduría General de la Nación solicitó al Consejo de Estado, negar las pretensiones del ex ministro Fernando Londoño Hoyos de nulidad del fallo disciplinario mediante el cual se le destituyó e inhabilitó por 12 años, por irrespeto a las decisiones judiciales y abuso del cargo.

Se trata de las imputaciones que públicamente hizo el señor Londoño cuando ostentaba el cargo de Ministro del Interior y de Justicia, en contra del Juez Segundo de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Tunja, Pedro José Suarez Vacca cuando afirmó que “las actuaciones de Suarez Vacca estaban muy bien orquestadas y muy de acuerdo con la Familia Rodriguez Orejuela” y que además el juez había prestado sus servicios en el pasado “como miembro obsecuente del bufete de abogados al servicio del cartel de Cali”, a propósito de la decisión que ese operador judicial debió tomar en su momento de dejar en libertad a los hermanos Rodriguez Orejuela, atendiendo postulados del debido proceso, actuación que posteriormente fue avalada por la justicia penal y disciplinaria.

La sanción disciplinaria tomada con total apego al debido proceso, se fundó en múltiples pruebas tales como el video que contiene las afirmaciones del señor Londoño Hoyos en la Universidad Bolivariana de Medellín, las declaraciones dadas por el mismo ex ministro dentro del proceso en las cuales aceptó que tuvo que retractarse por falta de pruebas, los reportajes de prensa, las órdenes de tutela que le obligaron a retractarse, y los fallos que en el ámbito penal y disciplinario respaldaron la actuación del Juez Suarez Vacca.

Entre los argumentos presentados por el señor Londoño Hoyos, en su intento de que el Consejo de Estado anule la sanción disciplinaria que le fue impuesta, se cuentan entre otras, una supuesta incompetencia del Procurador para juzgarlo, una inconstitucionalidad de la figura del proceso de única instancia, una exposición por un posible doble juzgamiento, una actuación disciplinaria del Procurador General que en su caso solo, es viable previa sentencia de un juez de la República y una violación a sus derechos a la “libertad de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra”.

El ex ministro de Estado fundamenta sus argumentos en su propia interpretación de las leyes vigentes y en dos libros, uno de ellos de su propia autoría.

La primera decisión de los magistrados de la subsección B de la Sección Segunda del Consejo de Estado, fue la de negar de plano la solicitud del señor Londoño Hoyos de suspensión provisional de la sanción de destitución e inhabilidad y advirtieron que esta petición es improcedente a la luz de la normatividad legal y constitucional vigente.

Confirmaron que el Código Único Disciplinario faculta al Procurador para sancionar en única instancia y al hacerlo no vulnera ninguna norma sino que por el contrario acata los mandatos de la ley y la carta política de los colombianos.

El máximo Tribunal de lo contencioso administrativo consideró además que “el criterio sancionador no aparece a primera vista como desatinado o excesivo..:” y por ello señaló que “No puede aceptarse la existencia de violación flagrante, prima facie, de las normas invocadas y ello hace improcedente la suspensión provisional deprecada..:”

En su concepto la Procuraduría Tercera Delegada ante el Consejo de Estado reitera y sustenta ampliamente los argumentos que llevaron al Jefe del Ministerio Público a destituir e inhabilitar por 12 años al exministro del Interior y de Justicia por incurrir en injuria y calumnia en contra de un servidor judicial, reitera el respeto al debido proceso, la validez dada a las pruebas que soportan el fallo disciplinario y la aplicación de la sanción correspondiente.