INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 140

Procuraduría sanciona a concejal de Bogotá

Bogotá, 27 de abril de 2007. Por permitir que un particular, sin ningún tipo de vinculación con el Concejo, manejara en estado de embriaguez el vehículo que había sido entregado para su uso y cuidado, la Procuraduría General de la Nación suspendió por once (11) meses al concejal de Bogotá, Edgar Sánchez Ojeda, del ejercicio de su cargo.

La investigación concluyó que en el transcurso de la noche del 2 de junio y la madrugada del 3 de junio de 2006, el Concejal permitió que un particular que se encontraba en estado de embriaguez, usara el vehículo que le fue asignado por el Concejo de Bogotá, para el ejercicio de sus funciones.

El ministerio público estableció que el particular conducía el vehículo en estado de alicoramiento y fue detenido en un retén, donde se le practicó una prueba de alcoholemia que resultó positiva en dos grados de alicoramiento; situación que originó la imposición del comparendo y la inmovilización del vehículo.

Las pruebas allegadas al proceso permitieron confirmar la responsabilidad del Concejal Sánchez Ojeda en estos hechos y por consiguiente, la violación de las normas disciplinarias y el reglamento Interno del Concejo de Bogotá.

«Por su condición de servidor público el disciplinado Edgar Sánchez Ojeda, era garante de la buena marcha de la Función Pública y del cuidado y protección de los bienes públicos dados para su uso y protección, teniendo cumplir la ley y abstenerse de incurrir en hechos que puedan configurar un incumplimiento de esta».

El ministerio público señaló que contra esta decisión proferida en fallo de primera instancia, procede el recurso de apelación ante la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa (reparto).