INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 130

Fallo de primera instancia

Por irregularidades en celebración de contratos destituido ex alcalde de Purificación (Tolima)

Bogotá, domingo 22 de abril de 2007. Por haber celebrado un contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilidad de 10 años para ocupar cargos públicos al ex alcalde de Purificación, Tolima, Julio Ignacio Correcha Sarta.

El señor Correcha Sarta, fue encontrado responsable de firmar el contrato 257 de 18 de septiembre de 2003, sin haber elaborado los estudios técnicos, licencias, diseños y proyectos requeridos para la construcción del Centro Tecnológico y Profesional del municipio.

El disciplinado manifestó en su defensa que un comité era el encargado de llevar a cabo todas las actividades de contratación y por lo tanto no se le puede responsabilizar disciplinariamente por las insuficiencias en los diseños o de su modificación durante su ejecución de la obra.

La Procuraduría General de la Nación, no acogió los argumentos del disciplinado sobre el mencionado comité, ya que era su obligación vigilar, controlar o dirigir los procesos de contratación que se llevaron a cabo durante su administración.

“Para demostrar que efectivamente la ausencia de estudios afectó el desarrollo del contrato y los fines de la contratación, se observa como el contrato sufre una primera suspensión, ante la necesidad de cambiar los diseños originales, pasando la estructura de cuatro a dos pisos.” Según la Procuraduría, “los diseños con que se adelantó la Licitación Pública que terminó con la celebración de referido contrato habían sido presentados al Fondo Nacional de Regalías en el año 2001, por lo tanto, resulta lógico y razonable pensar que después de tres años podían estar desactualizados.

Indica el fallo de primera instancia que hubo cambios en los diseños originales, al pasar la edificación de cuatro pisos a dos, pero su puesta en funcionamiento es notoriamente demorada si se tiene en cuenta que todavía para el mes de julio de 2005, la obra no estaba en actividad.

En la determinación disciplinaria se recalca que esta plenamente demostrado que no se adelantaron los estudios previos técnicos, jurídicos y economicos a los que estaba obligada la administración.

La falta contra el señor Julio Ignacio Correcha fue calificada de gravísima a titulo de culpa gravísima. El sancionado alcalde podrá interponer recurso de apelación que será resuelto en segunda instancia por el despacho del Procurador General de la Nación.