INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 088

 

Asistencia igualitaria en salud para compañeros permanentes y cónyuges, pide el Procurador

Bogotá, lunes 19 de Marzo de 2007. Los compañeros permanentes tienen los mismos derechos de los cónyuges a recibir asistencia en materia de salud, y no se puede discriminar a quienes decidieron convivir en unión libre, consideró la Procuraduría General de la Nación.

En un concepto enviado a la Corte Constitucional, el ministerio público solicitó declarar inexequible el aparte de la Ley 100 de 1993, que exige un mínimo de dos años de convivencia en unión libre, para que la pareja del cotizante y los hijos de esa unión, tengan derecho a ser beneficiarios del sistema de seguridad social en salud.

Señala la Procuraduría que el hecho de que quienes contraen matrimonio puedan ser beneficiarios del sistema de seguridad social desde el momento mismo de las nupcias, evidencia una clara discriminación “perpetuando un viejo prejuicio social consistente en que los compañeros permanentes son parejas de segunda categoría frente a los cónyuges”.

En su concepto el Procurador General de la Nación, al abordar el tema de la protección constitucional de la familia, citó el artículo 42 de la carta política colombiana según la cual la familia “se constituye por vínculos naturales ó jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla” evidenciando así la intención del constituyente de 1991, de equiparar el status jurídico de ambas instituciones.

Hoy, una futura madre que haya concebido a su hijo en unión libre antes de dos años de convivencia, no puede afiliarse a una EPS pese a depender económicamente de su compañero permanente y tanto ella como su hijo se verán privados de la asistencia médica que requieren, únicamente por su decisión responsable de construir una familia por medio de la unión marital de hecho y no del matrimonio.

Ante esta discriminación considerada arbitraria e injusta, la Procuraduría General de la Nación solicitó retirar del ordenamiento jurídico la expresión “cuya unión sea superior a 2 años”, contenida en el artículo 163 (parcial) de la Ley 100 de 1993 que trata sobre la cobertura familiar del Plan Obligatorio de Salud.