INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 086

Destituido médico de cárcel de Cali por muerte de interno que no fue atendido adecuadamente

Bogotá, sábado 17 de marzo de 2007. 8:00 a. m. Por no prestar atención medica adecuada y oportuna a un interno de la cárcel de Vistahermosa de Cali, la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 10 años para ocupar cargos públicos y contratar con el Estado, al Jefe de Sanidad del penal, medico Raúl Alberto Vallejo Londoño.

Al señor Vallejo Londoño el ministerio público lo sancionó por no ordenar el traslado oportuno a un centro asistencial de la capital del departamento del Valle, del interno José Guillermo Tovar Rada, quien presentaba un delicado cuadro medico respiratorio y quien falleció en el hospital San Juan de Dios, por no haber recibido atención adecuada y oportuna.

Para la Procuraduría Regional del Valle, la constancia que se deja en el formato de atención de urgencias del Hospital San Juan de Dios, según la cual, el paciente llega en muy mal estado y lo manifestado por el paciente que se encontraba enfermo desde hacia 5 días, demuestran que el implicado no brindó un manejo médico integral y adecuado al cuadro clínico respiratorio del interno, lo que a la postre culminó con su deceso.

Según las pruebas aportadas a la investigación disciplinaria, el medico Vallejo Londoño, no efectuó vigilancia estricta del paciente los días 12 y 13 de julio de 2003, y pese a conocer su estado de salud, se retiró del centro de reclusión dejando al paciente en manos de otros internos, que prestan servicio de apoyo a la sección de sanidad del centro carcelario.

“De haber estado el médico Vallejo Londoño pendiente de la evolución de su paciente, muy probablemente hubiese cambiado su diagnóstico inicial que calificaba los padecimientos del señor Tovar Rada como un cuadro asmático, así como también más tempranamente hubiese tomado la decisión de remitir al interno Tovar Rada a un centro asistencial de mayor complejidad, toda vez que su deber era actuar diligentemente frente a los padecimientos del infortunado, más aún si tenía en cuenta que la Sala de Sanidad de la Cárcel de Villahermosa no contaba con los equipos ni los medicamentos que un paciente en estado crítico pudiera llegar a requerir, frente a lo cual había que estar muy pendiente de los cambios que desencadenaran amenaza a la salud del paciente para tomar medidas rápidas y oportunas.”

La falta disciplinaria del médico Raúl Arturo Vallejo Londoño, fue calificada por la Procuraduría como gravísima a titulo de dolo. El disciplinado puede interponer recurso de apelación, que será resuelto por la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa, que en segunda instancia determinará si confirma la sanción de destitución del galeno, o revoca el fallo de primera instancia.