INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 079

Por presunto giro irregular de recursos públicos

Cargos contra funcionarios municipales de Montecristo y Magangué por presunto desvío de recursos de la salud

Bogotá, domingo 11 de marzo de 2007. Por el presunto giro irregular de mas de quinientos millones de pesos de la Alcaldía de Montecristo Bolivar, que habrían terminado en las cuentas de Arquímedes Segundo García y su hermana Enilse Lopez Romero, la Procuraduría formuló pliego de cargos contra tres funcionarios y una ex funcionaria del orden municipal del departamento de Bolívar.

La determinación disciplinaria afecta a los señores Arcelio Manuel Sánchez Rojas, Alcalde; Zugey Isabel Lafaurie Mejia, ex tesorera; Miguel de Jesús Jiménez Barragán, actual Tesorero Municipal, y Arquímedes Segundo García Romero, Concejal de Magangue (Bolívar) y hermano de la señora López Romero.

Los afectados con la investigación disciplinaria deberán explicar al ministerio público, su responsabilidad  en el traslado de $524.700.000 millones de pesos del sector salud,  que en ultimas se había ordenado trasladar a las cuentas bancarias del Concejal de Magangue, Arquímedes Segundo García Romero dineros que a su vez al parecer fueron trasladados los recursos a la señora Enilce del Rosario López Romero.

Según el pliego de cargos, el señor Sánchez Rojas, en su condición de Alcalde Municipal de Montecristo, autorizó el 7 de noviembre de 2004, debitar de la cuenta de la alcaldía una suma superior a los 576 millones de pesos comprometiendo recaudos futuros del municipio, para que fueran trasladados a la cuenta del concejal Arquímedes García Romero.

Así mismo el 15 de noviembre de 2005, el mismo burgomaestre y el Tesorero Municipal de Montecristo, Jiménez Barragán, autorizaron el debito de otros 590 millones de pesos, para ser trasladados al mismo concejal, García Romero, autorización, que compromet ían los recursos que se consignen a las cuentas de la alcaldía hasta el año 2007.

Los millonarios traslados no tenían, en concepto de la Procuraduría justificación alguna, pues no existe documento que permita comprobar la versión de los disciplinados sobre un supuesto préstamo del concejal a la Alcaldía de Montecristi y conforme a las Certificaciones de tesorería y de la oficina de presupuesto, no existen Registros pasivos ni cuentas por pagar a favor de García Romero. Los  documentos que si fueron incluidos en el proceso son dos inexplicables autorizaciones de giro de los dineros públicos depositados en la cuanta de la alcaldía uno de los cuales firmado conjuntamente por el burgomaestre y el concejal.

Al Concejal Arquímedes Segundo García Romero la Procuraduría General de la Nación le cuestiona su presunto comportamiento irregular, por un aparente incremento injustificado de su patrimonio y el de su hermana, Enilce del Rosario López Romero, ya que las primeras pruebas demostrarían  la consignación de más de quinientos millones y posteriormente el traslado de los mismos a las cuentas de la señora López Romero.

«Entre los servidores públicos involucrados, al parecer hubo un acuerdo con la finalidad de tomar dineros públicos, denotándose entre ellos una relación en virtud de la cual el señor Arquimedes Segundo Garcia Romero era conocedor de los deberes que frente a la administración pública, tienen tanto el ordenador  del gasto como el tesorero, para efecto del m anejo del erario y determino la realización del comportamiento, advirtiéndose que éstos igualmente eran conocedores de las especiales relaciones de sujeción que atan al servidor público con la administración.»

Y agrega el auto de cargos que, «Sánchez, Jiménez y García Romero dispusieron del dinero recibido por concepto de transferencias denominado Sistema General de Participaciones, al parecer en provecho del tercero de los nombrados y además a instancias de este, en quien concurren como servidor público las obligaciones de no inducir a otro servidor público a cometer una falta disciplinaria».

En cuanto a la señora ex Tesorera del Municipio de Montecrist o , Zugey Isabel Lafaurie Mejia, el ministerio público le cuestiona su omisión en denunciar el traslado irregular de los dineros del sector salud a las cuentas personales del concejal de Magangue, García Romero, situación que debía ver reflejadas en la disminución en los saldos de las cuentas mensuales.

La falta en que habrían incurrido tres de los disciplinados fue calificada provisionalmente como gravísima a titulo de dolo y en el caso de la señora Lafaurie Mejia, fue calificada su conducta de gravísima a titulo de culpa gravísima

Por último la Procuraduría General de la Nación remitió, a la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía General de la Nación y a la DIAN , copias de pruebas aportadas al proceso disciplinario para que se investiguen las cuentas  la secretaria particular del concejal García Romero, la señora Rosiris del Carmen Larios Herazo, quien habría autorizado la firma de su jefe para que manejara sus cuentas personales, a través de las cuales se hicieron millonarios movimientos de dinero que deberá justificar.