INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 019

Procuraduría pide extender pensión especial a padres cabeza de familia con hijos discapacitados


Bogotá, 23 de enero de 2007. De acuerdo al principio de igualdad contemplado en la Constitución, el padre trabajador que tenga hijos discapacitados goza de los mismos derechos que las madres cabeza de familia con hijos con invalidez física o mental, y por tal razón se le debe hacer extensivo el beneficio de la pensión especial de vejez, para hacer efectiva la protección especial del Estado a las personas discapacitadas y su grupo familiar.

En concepto presentado por la Procuraduría General de la Nación ante la Corte Constitucional, el ministerio publico solicitó a la corporación judicial declarar la exequibilidad condicionada del artículo 9º, parágrafo 4º, de la ley 797 de 2003, por medio de la cual se otorga pensión especial a favor de la madre trabajadora cuyo hijo inválido dependa económicamente de ella.

Para la Procuraduría el beneficio debe ser extensivo al padre trabajador que se encuentre en la misma situación a que alude la disposición, para hacer efectiva la protección especial del Estado a las personas con discapacidad y al grupo familiar al que éstas pertenecen, como garantía indispensable para asegurar la realización de sus derechos fundamentales, su rehabilitación y efectiva integración social

Según el concepto de la Procuraduría, no existe razón objetiva que justifique no aplicar la medida de protección en cuestión a favor de los discapacitados dependientes de un padre trabajador.

Sin embargo el ministerio público recalca lo expresado por la Corte Constitucional en sus fallos en donde manifiesta que para recibir el beneficio el hombre debe demostrar ante autoridad competente que sus hijos propios, menores o mayores discapacitados, estén a su cuidado, que vivan con él, dependan económicamente de él y que realmente sea una persona que les brinda el cuidado y el amor que los niños requieran para un adecuado desarrollo y crecimiento.