INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 426

Procuraduría preparada para el nuevo
sistema procesal penal

Bogotá, 28 de diciembre de 2004. El Procurador General de la Nación emitió la Resolución No. 0476 del 23 de diciembre de 2004, mediante la cual reguló la intervención del Ministerio Público en los procesos penales que se iniciarán a partir del 1 de enero de 2005, a través de las Personerías y de los Procuradores Delegados y Judiciales.

De acuerdo con dicha Resolución, "el Ministerio Público, como garante de los derechos humanos y de los derechos fundamentales, y como representante de la sociedad, intervendrá en las actuaciones procesales penales cuando sea necesario en defensa del orden jurídico, del patrimonio público y de las garantías fundamentales", según lo dispone la Constitución Política.

En la Resolución, el Procurador General de la Nación ordena que, en la mayoría de los casos, las Personerías distritales y municipales intervengan en las actuaciones penales que se adelanten ante los jueces de control de garantías, pero podrán ser desplazadas por funcionarios de la Procuraduría General de la Nación cuando el caso amerite una intervención especial, así como en los asuntos de competencia de los Jueces Penales del Circuito Especializado.

La Procuraduría mantendrá la figura de las agencias especiales para intervenir ante los jueces de conocimiento en las audiencias del juicio oral, y para los demás eventos en los que el caso requiera un seguimiento especial de acuerdo con los fines constitucionales de intervención del Ministerio Público.

De particular importancia es la regulación que el Procurador ha hecho para ejercer vigilancia sobre las actuaciones de la Policía Judicial, pues desarrollando el parágrafo del artículo 109 de la Ley 906 de 2004, dispone un estrecho seguimiento a sus actuaciones, para prevenir la lesión de derechos fundamentales de las personas que puedan ser investigadas, en especial en lo relacionado con las actuaciones que de acuerdo con la Constitución tienen reserva judicial, así como en las audiencias ante los jueces de control de garantías, en las estipulaciones que celebre la Fiscalía con los imputados, en los casos en que se soliciten pruebas anticipadas y en aquellos en los que el investigado se encuentre asistido por un defensor no contractual.

El Procurador General de la Nación enfrentará el reto del nuevo sistema de juzgamiento penal, a pesar de que para atender las actuaciones que se adelanten, en algunos municipios en donde entrará en vigencia, no cuenta sino con un personero que debe intervenir, simultáneamente, las diligencias de investigación y las audiencias de juicio oral.

No obstante, ha reiterado el compromiso de la Procuraduría, de intervenir activamente en los procesos penales y de prestar especial atención a aquellos casos en los que el nuevo sistema presenta mayores dificultades de funcionamiento.