INICIO > NOTICIAS > BOLETÍN 042

PGN interviene para garantizar reglamentación
de los cementerios de Colombia

Bogotá, 5 de febrero de 2009. En respuesta a una acción de cumplimiento interpuesta por la Procuraduría General de la Nación, el Ministerio de la Protección Social deberá reglamentar de manera integral la prestación de los servicios de cementerios, inhumación, exhumación y cremación de cadáveres en el país.

Para ello, el Juzgado 15 Administrativo del Circuito de Bogotá concedió un plazo de 20 días hábiles a partir del momento en que quede ejecutoriado el fallo proferido en este caso.

Han transcurrido 29 años ya sin que el Ministerio de la Protección Social reglamente el tema específico de los cementerios, pues desde la expedición de la Ley 9 del 24 de enero de 1979, que faculta a esa cartera para que reglamente esta materia, no se han proferido las disposiciones del caso.

El Juzgado 15 Administrativo del Circuito de Bogotá coincide con la Procuraduría 22 Judicial Ambiental y Agraria en que el Ministerio de la Protección Social ha proferido algunas normas al respecto, pero éstas no regulan de manera específica la prestación del servicio de los cementerios, sino temas conexos a dicha actividad.

La reglamentación existente «no abarca todos los tópicos que efectivamente comprometen el funcionamiento de los cementerios y solo se tiene una reglamentación incipiente», lo que implica que este Ministerio está incurso en omisión en el cumplimiento de su deber legal, puntualizó el citado despacho judicial.

Resalta además que «si bien es cierto a la fecha se encuentra en estudio un proyecto de resolución que reglamentará de manera integral la prestación de los servicios de cementerios, inhumación, exhumación y cremación de cadáveres, éste solo será de obligatorio cumplimiento cuando se encuentre vigente, y por lo tanto la reglamentación sobre el funcionamiento de cementerios a la fecha se encuentra acéfala».

Esta situación es preocupante si se tiene en cuenta que en estos lugares se producen residuos hospitalarios y similares, dentro de los cuales se encuentran residuos peligrosos de riesgo biológico como restos de exhumaciones, restos óseos, partes de ataúdes, vidrios, elementos quirúrgicos usados en el proceso de autopsias y exhumaciones, entre otros.

En consecuencia, urge entonces una reglamentación necesaria para el funcionamiento de los cementerios del país en cumplimiento de las normas sanitarias previstas en dicha Ley.